Blog Página 64

Este "blog" pretente abrir un canal de discussão da soberania brasileira em seu amplo contexto de legalidade constitutcional, seus caminhos e alternativas, que a Nação necessita para sua emancipação.

Busca

Autores

Histórico

Espacio ARTISTAS - Mano a Mano con el Pepe Guerra -

25 de maio de 2009

 

MANO A MANO CON EL PEPE GUERRA 

El 18 de Mayo se cumplieron 25 años del regreso de Los Olimareños de su exilio en 1984. ¿Qué significa esta fecha para usted?

Es importante por varios puntos; Muere Mario Benedetti y es sin duda una fecha que marcó mucho a Los Olimareños. No nos esperábamos tanta gente ese día. Fue un factor de unión de todos los uruguayos. La entrada del Zabalero, de Daniel y muchos otros tantos exiliados que fuimos regresando. La llegada de Los Olimareños  la gente me pareció que lo tomó como pretexto también para una apertura democrática.

Tal vez influyó en el Paco Bilbao quien se había quedado en Uruguay organizando nuestra llegada. Le habíamos puesto condiciones de que no hubiera sponsors. Recuerdo era un día gris típico de lluvia y no teníamos ni una lona para taparnos. Una enorme caravana con banderas de cuadros de fútbol y de banderas de todos los partidos políticos. Un día de felicidad de todos los uruguayos. Del aeropuerto al estadio centenario una verdadera pueblada invadió las calles de Montevideo.

¿Qué  diferencia hay con el Uruguay de hace 25 años atrás con el de hoy? ¿Qué grandes cambios marcarías?

Todo cambia, asimilamos cosas constantemente y Uruguay no puede quedar afuera. No sé si grandes cambios pero sí se han logrado cosas importantes a nivel de estado. Musicalmente hablando hoy se reciben otros aires musicales que no se recibían antes, sin embargo existen aún una especie de conservadurismo musical; o tal vez una acumulación de música en el disco duro.

Hace unos pocos días venimos del recital de Los Olimareños  y es evidente que hubo algo especial. Nadie llena dos espectáculos de esas dimensiones. Algo más que historia…algo más que canciones. Para mí es un misterio que hayamos logrado no solo Braulio López y yo, sino lo que yo llamo a los pesados;  Ruben Lena, Víctor Lima, el autor de Don José, el autor del Orejano. La base, la cual siempre nos fijamos mucho en aquella época en sus textos en reuniones con Lena en algún monte o simplemente en algún fogón. Si vamos a canciones con historias hay muchas con peso en Uruguay. De muchos autores pero sin embargo no han convocado lo que han convocado estas canciones y para mí es un misterio. Yo lo atribuyo mas bien a los autores.

Creo que es algo más que el poder de comunicación que tenemos con Braulio aún a pesar de las tremendas diferencias musicales que mantenemos. Pero el poder de comunicación no alcanza. A lo mejor es la calidad del repertorio y lo que podamos comunicar ese día. Son cosas que no se miden ni se ven.

 

 

A quien le atribuiría su gran poder de convocatoria? ¿Al solista o a Los Olimareños?

A las dos cosas. Te voy a ser sincero… como solista me fue mejor.  Éramos un equipo también. Once años con los mismos músicos. Para eso no hay nada mejor que laburar seguido y nosotros lo hacíamos. Como solista rescato al equipo y como dúo también. Si no fuera por la voz de Braulio y la mía no existiría este dúo. La interacción surge desde una pifiada en la guitarra hasta en un gesto con el rostro. En ambos casos hay espontaneidad.

Como soñarías el futuro de Uruguay?

Yo lo soñaría mucho más equitativo, el sueño socialista de siempre. Creo que vamos encaminados hacia eso.

Quien pregunta también ha tenido familiares que han sufrido el exilio durante las dictaduras latinoamericanas. ¿Qué instrucción te ha dejado  el exilio?

 Desde el punto de vista musical conocí gente de todos lados, música de otros países. Hace unos días escuchaba una referencia en vida de Mario Benedetti la cual fue también un gran cronista del des exilio, “Uno aprende a querer las cosas cuando las volvemos a extrañar”.

¿Qué influencia tuvo Mario Benedetti en tu carrera artística?

Ninguna. Incluso una vez en palma de Mallorca (entre risas como recordando viejas charlas de amigos) le dije que no me gustaba como escribía. Pero era un tipo tan honesto y tan bueno. Galeano hizo una definición suya; “Mario no se creía el Benedetti que era”. Un tipo humilde, un tipo muy jugado por sus ideales.  -  bah..son opiniones,  sobre poesía yo no tengo autoridad. De joven leía y me gustaba mucho la poesía. Pero por ejemplo en palma de Mallorca le dije: “Mario a mi no me gusta como escribís poesía, de pronto sos mas novelista”. Él me decía que siempre le gustó ser poeta. El recuerdo de Mario no es la influencia. Aunque por supuesto tocamos canciones de él: “El cielo 69”. Si hay algo que es cierto, es que fue un tipo que sí, influyó en mí  la manera de sobrellevar la vida con dignidad que no es poca cosa, sin traicionarse, sin traicionar los ideales.

Sos de los artistas nacionales que más kilómetros recorrió el mundo junto a la música. ¿Cuál es la reacción del extranjero cuando siente folclore nacional?

Recuerdo en un pueblito de Alemania, no había nadie que hablara español. Nadie. Mientras tocábamos “pirinchando el cielo”, “orejano” íbamos proyectando imágenes de Uruguay. Siempre pensé que ese día íbamos a terminar el espectáculo de la manera más triste pero no. Tuvimos que salir 4 veces al escenario a tocar porque sino los alemanes rompían todo ese día. Sin embargo así como te digo esto de los alemanes nos costó mucho entrar en Argentina. La música no tiene fronteras ni religión. Tiene una magia inexplicable. Es un conjunto de cosas que solo pasan arriba del escenario. Siempre lo tomé como un rito, un rito extraño. De chico siempre fui lo más tímido en el liceo. Sin embargo hoy me tengo que enfrentar a multitudes.

Antes de este toque en el Centenario hicimos uno en Treinta y Tres que según me dijo el intendente hubieron más de 35 mil personas en una noche. Fue cuando aproveché para despedirme, como dice el Negro Rada: “para descansar un poco”.

Sos consciente que la política uruguaya no ha podido congregar a tanta gente como lo has hecho tú?

Por suerte. Hemos visto cada fracaso político que han congregado a tanta gente. Emocionarse con la música es distinto a emocionarse con un discurso político. Sobre todo en la década del sesenta había muchos volantes impresos con  las canciones. La prueba está que hoy desapareció esa modalidad.

Que opinás de la música usada para hacer jingles políticos?

 Me parece espantoso. Es la prostitución de la música. El día que un músico no le deba nada a nadie desde el punto de vista ético sería lindísimo. Hay gente que lo ha logrado. Atahualpa Yupanqui lo logró, Los Olimareños lo lograron, el Pepe Guerra lo logró. A no mezclar una cosa con la otra. Lo último que hice que fui muy cuestionado, junto a Coca Cola en el programa “Huella” el cual fue donado al hospital de Treinta y Tres. Incluso tuve amigos del medio que no colaboraron del cual no voy a dar nombres.

Las grandes marcas multinacionales asumen políticas de responsabilidad social en todas las regiones donde operan, este simplemente es un caso más donde existe un trasfondo comunitario efectivo para nuestro país.

Sí, pero Coca Cola tiene un símbolo de imperialismo muy fuerte. Aunque después de todo es una empresa que todos consumimos y dejó beneficios a nuestras escuelas rurales.

Si tuvieras que cambiar a otro género musical por cual optarías?

No, no tendría género. Sería un tipo sin género… sería un homosexual.

En todos los géneros encuentro cosas muy lindas. Desde ver a un gaucho tocando la guitarra hasta cuando escucho los Red Hot con mi hijo. A todos les encuentro algo bueno. Estoy en un género porque en la década del sesenta cuando irrumpieron los Beatles – aquellos melenudos estrafalarios - pudieron más con nosotros el entorno regional, que era la influencia del folclore argentino. Pepe Mujica me decía que “lo que hizo Perón en la Argentina a nosotros nos sirvió, Perón decretó en aquel momento 20 minutos obligatorios en los medio de comunicación de música nacional”. Entonces los argentinos comenzaron a conocer a Yupanqui y la música regional entre otras cosas.  Y nosotros ligamos porque estamos cerquita. Tanto es así que Yupanqui estuvo viviendo en Treinta y Tres corrido por Perón. Andá saber si esto tendría que ver…

Próximamente se viene el Luna Park en Buenos Aires. ¿Cómo están los preparativos y que canciones van a tocar?

No Quiero ni pensar. Seguramente los temas  van a ser los mismos que tocamos  en el Centenario pero básicamente va ser un recital para los casi doscientos mil uruguayos que viven allá.

Gracias Pepe. Mucha suerte…

Por Lic. Marcos Goulart

Montevideo - Uruguay -

 

postado por Marcos Goulart às 18:39

1 Comentário

28/05/2009 às 17:42
Marcio Jofre Pereira escreveu:
Agradeço o Instituto João Goulart,ao me enviar um discurso que vou musicar, já que sou um musico aposentado mas ainda em atividade. Gostei de saber desse grande grupo"los Olimarenhos" que há muito não sabia onde estavam.

Deixe seu comentário

Seu nome:
Seu e-mail:
Escreva seu comentário:
0 caracteres utilizados. Máximo 100 caracteres.

Digite o código contido na imagem ao lado:
Caso não consiga ler o texto da imagem, clique aqui.